¿De quién me voy a fiar yo? (niña de 14 años)

El otro día vino mi madre toda preocupada con cara de echarme sermón. Y me lo echó. Resulta que había visto a mi amiga Sonia fumando.

Claro, ya me tuvo que soltar el rollo de ”no fumar, que es la droga más adictiva que existe y de las más perjudiciales. Yo cuando empecé no sabía dónde me metía pero, no lo hagáis vosotros que tenéis toda la información, porque cuesta mucho dejarlo y hay gente que no lo consigue”.

También me dijo que no iba a decirles nada a los padres de esa niña, pero que a ella sí la había dado un toque.

Mi madre tiene esos puntos de enrollada, que las echa a mis amigas el sermón, pero no se chiva.

Yo lo entiendo. Ella dejó de fumar cuando se quedó embarazada, por convencimiento: fumar es malo para el que fuma, malísimo para el fumador pasivo que no tiene culpa y nefasto en los fetos y luego bebés, porque dificulta el desarrollo y tiene consecuencias negativas en la salud.

Además sale carísimo y mancha los dientes y te huele el aliento a cenicero.

Bueno, que ella tiene buena intención, y me dio mucha pena ver la cara que se la quedó cuando la dije que, a Sonia, el tabaco se lo compra su madre a escondidas de su padre que las mataría si se enterara.

La verdad es que no me extraña que la gente salga como sale, con unas pedradas….porque a ciertos padres y madres debieran quitarles el carné, o hacerles un examen de capacitación.

Mi hermano dice que ese tipo de progenitores hacen buenos a los nuestros, que están todo el día metiéndose en nuestras vidas, pero que así sabemos a qué atenernos, porque son consecuentes con lo que predican. Y además te puedes fiar de ellos, porque si mi madre miente a mi padre ¿De quién me voy a fiar yo?

Pensaba que no iba a ocurrirme nunca (niña de 13 años)

(Este es el relato de una niña de 13 años)

……………………………………………………………………………………………….

Pensaba que no iba a ocurrirme nunca. Todas mis amigas hace tiempo que la han tenido y a mi, me daba hasta vergüenza decir que no, que todavía na de na…

Fue el lunes pasado, estando en la calle con mis amigas que sentí una sensación de mojado, como si me hubiera meado. Rápidamente me metí en un baño, me bajé el pantalón y la braga y vi. que de meada nada. Era la regla. Vendita reglita mía, ¡¡¡cuanto me gusta tenerla y sentirme  mas…tu ya sabes; pues eso: más!!!

Llamé a mi ama a la velocidad del rayo. Tenía que contarle de lo mió y que ya éramos más iguales, todavía; aunque todo el mundo dice que me parezco mucho a ella, pero bueno…, ahora más.

Se puso muy contenta y me dijo que me acercara a casa y me pusiera una compresa de las que ella ya me había hablado y que las teníamos guardadas para cuando llegara la ocasión.
A mi no me dolió. Igual será que tenía ganas de tenerla. No se”

Ser Popular… ¿A Costa de Qué?

Todos y todas tenemos nuestras capacidades y nuestras habilidades para todo, ¿no? También para relacionarnos. Unas somos más tímidas y otras más abiertas. Osea, a unas nos cuesta más hacer amigas y amigos y a otras menos. Poco a poco, nos vamos adaptando y, al final, acabamos encontrando los trucos para sentirnos aceptadas, para sentirnos dentro de un grupo.

El caso es que algunos de esos trucos, en un principio, te proporcionan el objetivo que buscas, osea, el ser popular, el que la gente te admita, que hable de ti, etc… Pero, a veces, a la larga, estos trucos se pueden volver en tu contra.

Eso es lo que le ha pasado a una chavala que conozco del barrio. La conozco desde pequeña y la verdad es que siempre ha sido muy tímida, muy cortadita y le costaba hacer amigos. Pero eso fue así hasta que llegó a la adolescencia.

Fue entrar al insti, empezar a desarrollarse, a mejorar su aspecto y empezar a sentirse mejor consigo misma. Es verdad que la tía es muy guapa y eso le hizo popular: las chicas querían estar con ella porque, al ser tan deslumbrante, los chicos se acercaban al grupo donde se encontrara esta chica.

Me da la impresión que ella se empezó a sentir a gusto con esta situación y se le empezó a ir un poco de las manos. Así, empezó a enrollarse con un montón de tíos. Además, si le gustaba uno iba donde él, sin importarle que, por ejemplo, estuviese saliendo con una amiga o una conocida y también se liaba con él. Quería más y no se preocupó de cuidar lo que ya había conseguido.

Poco a poco ésto ha hecho que la gente le haya ido cogiendo manía y que, también es cierto, le hayan empezado a tratar de forma desagradable, no sé si me pilláis… Al final, después de haber tocado el cielo, siendo la chica guapa y popular del insti, vuelve a estar sola, sin amigos y amigas y limitándose a salir los fines de semana con sus padres.

Vuelvo a lo mismo: está bien que sepamos sacarnos partido, que busquemos esos trucos o habilidades para relacionarnos, pero hay que pensar en las consecuencias que pueden tener esos atajos. Creo que esta chavala no los pensó y así le ha ido. Supongo que ahora lo que toca es que alguien le ayude a buscar otro camino para que vuelva a tener unas relaciones normales con la gente de su edad, ¿no?

Zigortzaileak – Los Castigadores

Leire es una niña de 11 años que está harta de algunos de sus compañeros de clase que se dedican a abusar y agredir a los niños y niñas de su escuela.

Una tarde, Ángel y sus tres compañeros más gamberros agreden, humillan y molestan a Ainara sin parar. Ésta, atemorizada y cansada de aguantar siempre la misma situación, se ve obligada a dejar la escuela. Leire reacciona montando un grupo secreto junto a Sandra y Leo, su nuevo y peculiar amigo. La banda se llamará “Zigortzaileak” (Los Castigadores) y defenderá a los escolares indefensos, planeando pequeñas represalias que ahuyenten a los agresores y gamberros. Utilizarán todo tipo de ingenios y constituirán un equipo original y divertido.

Poco a poco, irán dando su escarmiento a los más gamberros, hasta llegar a Ángel, el jefecillo, que muy maliciosamente tocará los puntos débiles del equipo.

¿Conseguirán “Los Castigadores” parar las agresiones escolares y vengar a su amiga? ¿Cumplirán su sueño?

El pasado 5 de enero se estrenó en las salas de cine de las tres capitales de Euskadi esta peli en la que, con un tono desenfadado y con un toque muy de cómic, se aborda el tema del acoso entre iguales o Bullying. ¿La habéis visto?, ¿Qué os ha parecido? Si queréis más información sobre esta peli, pinchad en este enlace. Y si quieres ver el trailer de Zigortzaileak, puedes hacerlo en Youtube.

¿Lo Hago o No Lo Hago?

Son muchas las llamadas al 116.111 y los mensajes que recibimos en nuestro buzón en los que se nos aborda con una pregunta: ¿Lo Hago o no lo Hago?

Se trata de chicas y chicos con dudas ante su primera vez, ante la perspectiva de que, en breve, van a tener que tomar la decisión de hacerlo con su pareja y no las tienen todas consigo.

Este fin de semana he quedado con mi chica en su casa; noto que ella quiere hacerlo, pero a mí me da palo… No sé, ¿qué puedo hacer?“. O también: “Mi chico me está presionando para que lo hagamos pero a mí no me apetece pero tengo miedo de que se enfade o me deje… ¿Qué le digo?“.

Cuestiones que agobian a estos jóvenes y que es normal que les agobie. Nosotros y nosotras, desde Zeuk Esan, les solemos contestar que si tienen dudas, mejor esperar; les remarcamos la importancia de que lo hablen; insistimos en que las relaciones sexuales no sólo se deben basar en el coito o, hablando en plata, en meterla; que si uno de los dos no está seguro o segura, no van a disfrutar ninguno de los dos; y que, si realmente te quiere o te aprecia o le mola estar contigo, no te dejará porque AHORA (es importante remarcar ésto) no te apetece o no estás convencida o convencido.

En fin, estas son algunas de las respuestas que damos en estas consultas… ¿Qué les diriáis vosotras y vosotros?

Bienvenidas, Bienvenidos al Blog de Zeuk Esan!!

Pues éso… Bienvenidas, Bienvenidos al Blog de Zeuk Esan!!

Estrenamos un nuevo espacio con el que comunicarnos con vosotras y con vosotros. Con los chicos y chicas que buscan información sobre cuáles son las mejores técnicas para no pencar muchas, con los chicos y las chicas que se rallan porque su cuadrilla parece que ya no le hace tanto caso como antes, con las y los adolescentes que tienen dudas ante su primera vez y con los menores que viven situaciones chungas, de maltrato, de acoso, de desprotección…

Sí, además de nuestro número de teléfono 116.111 (al que nos podéis llamar de lunes a viernes, de 9 de la mañana a 9 de la noche y los sábados, domingos y festivos de 12:00 a 20:00 horas), además del Buzón de Consultas que tenemos en la web de Zeuk Esan, hemos pensado que estaría muy bien contar con un espacio en el que nosotros y nosotras, los y las que nos ponemos al otro lado del teléfono, podamos ir contando experiencias, anécdotas, situaciones y dando informaciones que puedan ser de vuestro interés.

Por éso, para que ahora nos oigáis vosotras y vosotros a nosotras y nosotros, nace este blog; pero ojo: eso no significa que queramos de dejar de escucharos. Como todo buen blog, como todo buen medio 2.0, la bitácora de Zeuk Esan también tiene un espacio destinado a los comentarios que esperemos aprovechéis diciéndonos qué os parece lo que hemos publicado, criticando y aportando consejos o sugerencias a lo que vayamos poniendo.

Y es que, además, no sólo vamos a poner pautas e ideas para tratar determinadas situaciones que os puedan venir bien a vosotras y vosotros, no; de las muchas llamadas y consultas que recibimos a diario tanto en el Buzón como en el 116.111, rescataremos algunas de ellas para ser debatidas aquí; es decir, partiremos de situaciones reales vuestras para que, entre todos y todas, podamos aportar ideas con las que ayudar a la persona que llama o escribe y también, por qué no, a quienes estamos a este lado del ordenador y el teléfono. Eso sí, esas consultas reales que traigamos aquí, serán modificadas para que nadie pueda darse por aludida o aludido, respetando, de esta forma, el principio de confidencialidad que rige el servicio Zeuk Esan.

Asimismo, las diferentes entradas que vayamos haciendo en el blog de Zeuk Esan irán rebotadas a las diferentes redes sociales en las que nuestro servicio está presente: Tuenti, Facebook y Twitter.

En fin, repetimos lo que hemos puesto en el título: Bienvenidas, Bienvenidos!!