Bailar y besar

Este post de hoy va a ser un poco diferente, porque seré yo quien os pregunte y,además, pediros opinión. ¿Sobre qué?  Ahora lo vemos.

Ninos_bailando_muralesyvinilos_23676844__Monthly_XL

 

 

 

 

 

 

 

 

Llamó el otro día una chica muy molesta, porque no entendía el comportamiento que había tenido un chico con ella.

De vacaciones, fue a una discoteca de un sitio turístico. Entró  con sus primas. Estaba emocionada ¡¡¡Iba con las mayores a un sitio de moda!!!.

No sé si estaréis de acuerdo, pero la mayoría de las personas vamos a las discotecas  a bailar y a relacionarnos con otras personas y no siempre en ese orden. A pasarlo bien con amigos y amigas, eso sí. Esta chica nos comentó que un chico la sacó a bailar. Ella dijo que sí, porque quería bailar, conocer gente nueva… y a eso vas a la disco!!!  Pero al terminar el baile, el chico se abalanzó sobre ella sin previo aviso a por su “pago”: un beso a tornillo con lengua como en las pelis. Esta chica le dijo que no. No le conocía, ni siquiera  sabía su nombre y entre ellos sólo había ocurrido un baile sin más. ¿Acaso ella le había dado a entender otra cosa?

“Es la costumbre, baile y muerdo-respondió él.

”¿Quééééé´?“¿Costumbre dónde?”-dijo ella

“En todos los sitios niña, que si no quieres jugar, mejor no te pongas a bailar”-él

Indignadísima se fue donde sus primas, que la explicaron la situación.

Hay personas que como en algunos sitios  está  de moda,  lo hacen. Muchas otras creen que es una maniobra de cuatro aprovechados, que si les dices que no, se enfadan  y te montan un numerito para que te mueras de vergüenza y muchas otras personas nunca han oído hablar de esta costumbre!-le explicaron

Esta chica nos explicaba las razones de su enfado: bailar y disfrutar y conocer gente es algo que la apetece mucho, pero ahora tiene que ir pendiente y atenta, -preocupada-, de las intenciones de las otras personas. Ella piensa que el baile es un convencionalismo que te permite acercarte a la otra persona e ir conociendo gente nueva, y quién sabe, quizá acabar con un beso, pero no (palabras literales) “que se te acerque cualquier baboso que lo único que quiere  es un morreo y le das igual tú y lo que pienses…¡¡qué pasa!!, ¿que hay que pagar peaje?”-nos dijo

¿Conocéis situaciones como estas? ¿Habéis tenido experiencias similares? ¿Qué opináis?

Lo que está claro es que nadie te puede obligar a dar un beso si tú no quieres. Siempre puedes negarte, lo mismo que puedes aceptar, pero tú decides, no hay moda que obligue a nada que no quieras.

Y por supuesto  ¡¡¡A disfrutar bailando!!!