Mis propósitos para este nuevo curso

Hoy es 1 de octubre. Tantos días hablando del “final” del verano, de las vacaciones, que considero que este es un buen momento para reflexionar sobre el “inicio”.
Para quienes son estudiantes, este es el “comienzo del año….” Y como si del 1 de enero se tratara, se plantean nuevos propósitos y deseos.

Nuevos propósitos – Helburu berriak

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Me comentaba una chica que nos telefoneó al 116111, que todos los años hacía lo mismo. Al principio se la olvidaba lo que se había propuesto, así que luego lo apuntaba, pero tampoco era muy práctico, porque se la olvidaba mirar lo apuntado.

Ahora ya no le hace falta, se acuerda de sus propósitos porque básicamente son siempre los mismos:

  1. – Llevar los deberes al día, para no estudiar al final en vísperas de los exámenes.
  2. – Para no pasar agobiada lo fines de semana y noches haciéndolos.
  3. – Acostarse pronto para dormir bien y estar descansada, despierta y con buen cutis y poder madrugar y no llegar tarde y con la lengua fuera al instituto.
  4. – No bajar la guardia y continuar todo el año con la “operación bikini”, que luego se acumula y no hay quién recupere. Practicar deporte los fines de semana.
  5. – Hacer limpieza de cajones y retirar todo lo de cuando era pequeña, libros incluidos.
  6. – Enamorarse de una vez, y que no sea de un actor de cine, que sea de verdad.

Me doy cuenta que toda la lista está relacionada con los hábitos y rutinas, con la fuerza de voluntad y la obligación antes que la devoción.

En fin. Nos comentaba esta amiga que se proponía  de nuevo lo de empezar el curso con buen pie. Sin arrastrar y acumular tareas y esperaba  conseguirlo, porque habrá cosas que no sean muy importantes, pero decidir hacer algo y luego no cumplirlo le dejaba un sabor a derrota que no le gustaba.

¿La entendéis y sabéis de lo que habla? Os dejo este vídeo, que habla del “otro año nuevo”, pero los propósitos son los mismos.

http://www.youtube.com/watch?v=uEqBqbTLKjI&feature=player_embedded

¡¡¡Que sí, que ya nos hemos enterado de que comienza el curso!!!

Hoy una chica de 16 años nos ha llamado algo fastidiada, porque se siente bombardeada por los medios de comunicación acerca del comienzo de curso… He aquí sus palabras.

“Llevo varios días con una extraña sensación y al final he conseguido darme cuenta de lo que era: la depre porque se acaban los calores, los tirantes y las sandalias.

Pero ahora estoy indignada. En radio, prensa y televisión, en la panadería y entre las personas mayores, sólo se oye hablar estos días del gran notición: “atención, atención que llega el estrés posvacacional”.

Parece que ha acabado la crisis del mundo y lo único que importa es que hay gente que se estresa cuando tiene que volver al curro.

Vuelta al cole-eskolarako itzulera

A mí me parece normal que se estresen, pero creo que lo hacen contagiándose unas personas a las otras, de tanto darle vueltas al tema. Pues claro que sí. Se acaban las vacaciones y hay que volver a la vida normal y muchas personas no quieren. Yo pienso que no saben (o no pueden) disfrutar de su curro y de lo que hacen y por eso lo llevan tan mal. Dice mi ama que ella suerte tiene por currar y que no piensa quejarse (demasiado).

Me doy cuenta que quienes estamos en la adolescencia nos pasa algo parecido y hablamos del comienzo del curso todo el rato y en términos de horror, sufrimiento, desolación y catástrofe. Y ya me cansa y me niego a pensar que el estado normal del ser humano sea el sufrimiento o anclarse en la queja. Me recuerdan a esos niños y niñas que se pasan el día diciendo a todo “¡Qué asco!”, “¡qué rollo!”.

Han sido tres maravillosos meses en los que ha dado tiempo a muchas situaciones nuevas: primeros amores, primeros desamores, aprender nociones básicas de cocina de supervivencia, conocer gente nueva, horas al aire libre, horas de tele y ordenata…. Como si hubiera estado en el paraíso y ahora volver a meterme en el aula…, con los profes… da mucha pereza, la verdad.

Pero por otro lado, tengo ganas de ver a mis colegas, que a la mayoría no los veo desde junio…Y estar el  grupo de nuevo y contarnos todo lo que hemos hecho…

Además, este año empiezo bachiller y aunque no me encante estudiar, hay asignaturas nuevas que tengo ganas de conocer desde hace años.

Y que esto no se acaba, que aún quedan unas cuantas fiestas a las que ir y al final también llegará el momento en que me apetezca ponerme la ropa de invierno y disfrutar en el frío…

Me indignaba al principio porque todo ese malestar que me rodea me influye y me ataca y no quiero que me devore, porque yo quiero avanzar hasta la siguiente casilla….¡¡¡aunque no sé si va a haber suficientes despertadores en casa para los primeros días!!!

El Nuevo Curso y sus “Películas”

vuelta al cole

A buen seguro que son muchas las chicas y chicos que, en estas fechas, ya están empezando a darle vueltas al hecho de que, en breve, dará comienzo un nuevo curso académico. Quien más quien menos estará pensando sobre qué compañeros y compañeras tendrá este año en clase, quién será su tutor o tutora o cuán difícil serán las mates a lo largo del nuevo periodo escolar.

Y es normal y nos parece bien que así sea. El problema es que también hay chicos y chicas que, a la hora de montarse esas películas, se ponen en lo peor y, de alguna forma, este tipo de pensamientos provocan, en muchos casos, que ya acudan al primer día del instituto con una predisposición negativa.

En estos últimos días, hemos recibido dos llamadas a nuestro teléfono 116.111 en ese sentido. La primera de ellas era en relación a un chico que este año comienza el bachillerato. Una nueva etapa que, al parecer, aborda con nerviosismo e incertidumbre desde el punto de vista académico. Le preocupa si será muy difícil, si suspenderá, si el profesorado será más exigente, etc… Obviamente, desde Zeuk Esan le hemos dicho que currar va a tener que currar pero le hemos tranquilizado (y nos ha tranquilizado) cuando nos ha dicho que llega a este curso con una nota media de 9. Es decir, que siga en esa línea y seguro que no tiene problemas.

La segunda llamada tenía que ver más con un aspecto social. Se trataba de una chavala de 13 años que este año inicia el curso en un nuevo centro, en un nuevo instituto. En consecuencia, esta chica va a aterrizar en un aula en la que, en principio, no va a conocer a nadie. Muy lógica, con todo, su preocupación. Como en el caso anterior, le hemos tratado de tranquilizar y le hemos dicho que, en la medida de lo posible y siendo absolutamente normal su inquietud, espere acontecimientos, es decir, que no tiene porqué ponerse en lo peor y pensar que nadie la va a hablar porque lo más probable es que esto no ocurra y porque, al no saberlo, no tiene por qué montarse esa película.

Esta orientación, en definitiva, es perfectamente válida para los dos casos. O sea, vale que la chavalería le esté dando ya vueltas a cómo van a empezar el nuevo curso pero, en la medida de lo posible, que no vayan con ideas cerradas, que no se monten expectativas rígidas y que, en definitiva, disfruten de las sorpresas que, a buen seguro, traerá este nuevo año escolar.

Sea como fuere, el Equipo de Zeuk Esan estará encantado de escuchar a todas aquellas chicas y chicos que estén comiéndose la cabeza al respecto y estará encantado de desearles a todos ellos un FELIZ CURSO 2014-2015!!!

Agur Markel!! No te olvidaremos!!

Markel es un chico de sexto de Primaria que va a dejar su colegio y para despedirse de sus compañeras y compañeros y de todos sus profes, ha escrito una preciosa y poética carta antes de volar hacia su nuevo centro…

Sin más, GRACIAS!!!

Hola a todos y a todas¡¡¡

Soy bastante escueto en escribir
y reservado con las personas,
pero esta vez he empezado a sentir
que quiero expresaros cosas.

Os agradezco vuestro apoyo, colaboración, comprensión que tanto necesito
pero quiero que sepáis, que todo lo aprendido me lo llevare hasta el infinito.

No soy amigo de casi nadie,
pero quisiera serlo de todos,
mas en esta plegaria espero
que vuestros oídos no estén sordos.

No quiero aburriros yendo de uno en uno, pues se haría interminable….
y deseo que sepáis que no olvidare a nadie.

Desde coordinadores, profesores, cuidadores, mantenimiento, comedores….
que estuvieron siempre a mi lado, no tengo palabras para expresar todo lo que me han dado.

De las chicas del aula de apoyo solo decir que son las mejores,
el inglés?? no ha sido mi fuerte…,
pero… me han ayudado tanto
que casi……. me mareo del espanto.
Todo lo aprendido con ellas lo almaceno en mi peculiar disco duro,
y ante cualquier situación que lo precise,
mostrare todo lo bueno que por mi hicisteis.

No sé si soltare alguna lágrima
aunque mejor lo dejo para otra ocasión,
aun así quiero expresaros, que no tengo reparos en pediros perdón
si he metido la pata con algún que otro sermón.

Me quedo con los bonitos recuerdos
los malos???… mejor olvidar,
pues confió que con el tiempo
todo se puede curar.

Mis padres han decido
llevarme a un instituto…
……..os echaré mucho de menos…
aunque…, sin olvidaros, intentare buscar sustitutos.

Gracias por todo, sin más…
así lo quiero expresar
de vosotros, os lo juro,
nunca me podre olvidar.

Con mucho cariño !!!

Markel 6ºB

¡Que miedo! Este año, 1º de Bachiler (Mireia, 16 años)

Este curso empiezo el primer año de bachiller.

Algo de canguelo tengo; para qué mentir. Sobre todo porque me da la sensación de que será un año más duro que los anteriores y además empieza a contar la nota para hacer media con la selectividad y así poder elegir una carrera u otra. Sería una p…si por tener un mal año, no pudiera estar bien situada en la pole para la carrera que yo quiero elegir.

Y es que me van más las ciencias y sobre todo la arquitectura y creo que pedirán muy buena media para poder entrar en alguna de esas facultades.

Lo he hablado con mi aita y el me ha tranquilizado, diciéndome que eso de que será más difícil es falso. Dice que sería más difícil si el curso de este año lo hubiera tenido que hacer el año pasado. Tiene su lógica.

Dice que cada curso te prepara para afrontar con garantías el curso siguiente y que si las asignaturas son más difíciles, mi capacidad para superarlas también es mayor ahora que el año pasado. De manera, dice él, que con el mismo esfuerzo que he venido haciendo hasta ahora, podré sacar el año bien. Me fío.