La buena amiga

Hoy hemos recibido una de esas llamadas que nos reconcilia con vosotros y vosotras, chavales y chavalas que nos soléis machacar a bromas telefónicas, jejeje; una llamada en la que comprobamos que sois solidarios y solidarias y que os preocupáis por lo que le pasa al otro o la otra… Venga, os lo cuento.

Una chica, de unos 14 o 15 años, marca el 116.111 para decirnos que está preocupada por una amiga suya; al parecer, su amiga está muy delgada, pálida, no come nada y le dice que se ve gorda. Vamos, que esta chavala que llama, con razón, piensa que su amiga puede estar sufriendo una anorexia.

También nos cuenta que el profesorado del colegio al que acuden ambas, ya se han percatado de lo que le pasa a esta chica y, por ello, se han puesto en contacto con la madre y el padre de ésta y, por lo tanto, es de esperar que actúen acompañando a su hija al médico para tratar de ayudarla ante esta situación.

A pesar de ello, la chavala que nos llama, quiere hacer algo más y no sabe qué; nosotros le decimos que, dado que los padres de su amiga ya están sobreaviso, lo mejor que puede hacer ahora es estar al lado de su amiga, que la acompañe, la dé cariño, le exponga, si no aguanta más, su propia preocupación al verla así, etcétera… Es decir, que siga ejerciendo de amiga como siempre ha hecho.

Y, por supuesto, nosostros, desde Zeuk Esan, la felicitamos por llamar y por demostrar que es buena amiga; le decimos que su amiga tiene mucha suerte por tenerla a ella a su lado y que, seguro, con su compañía y apoyo, superará esta situación en poco tiempo.

Pues eso, que estamos muy contentos cuando nos encontramos con llamadas así… En todo caso, ¿qué otras cosas le diríais vosotras y vosotros a esta chica?

Imagen vía Flickr (CC)

El Enamoramiento Y Sus Cositas

¿Qué tal los carnavales?

Yo ando de pueblo en pueblo, de fiesta en fiesta y de flor en flor, como decimos nosotros/as.

No sé lo que me pasa últimamente que, cuando creo haber encontrado a alguien que me gusta de verdad, resulta que después de un tiempo no es como al principio. Luego conozco a otra persona y vuelta a empezar con las cosquillas en el estómago…y temporada sin poder quitármelo/a de la cabeza… Mis amigos/as me dicen que me encapricho muy rápido, pero yo no lo suelo sentir como tal.

En mi cuadrilla tampoco están como para hablar, la verdad. Tengo una amiga que cambia de pareja cada semana. Y un amigo que no se decide, porque Continuar leyendo “El Enamoramiento Y Sus Cositas”

La intranquilidad por la tranquilidad de una amiga

B0003568 Stalking - being watched - artwork

La semana pasada atendimos, en el 116111, una consulta muy especial hecha por una adolescente, a la que llamaremos María.  Estaba muy nerviosa cuando nos llamó y  compartió con nosotros/as  la confesión que le hizo una amiga. Aquella le había contado  que un adulto de su círculo cercano le había intentado “tocar en sus partes íntimas”, pero que se había zafado y no había pasado “nada más”. Por lo que nos siguió diciendo, su amiga no le había dado mucha más importancia a lo ocurrido  y era María la que sí se estaba jamando el tarro y nos llamaba para ver qué podía hacer.

Esta llamada, es un ejemplo muy claro de la angustia ante este tipo de comportamientos que se contaba en el blog destinado a madres y padres de Zeuk Esan. Un tema feo e incómodo que  sin que la afectara directamente, le estaba generando mucho malestar y desconcierto.

En primer lugar, además de escucharla, la idea era calmarla. Por lo que nos decía, su propia amiga parecía estar un tanto tranquila ante lo vivido. Animamos  a María a que hablara con ella, para explicarle su preocupación y hacerle ver lo grave que le parecía lo ocurrido. También  para alertarla de que, a lo peor, podía volver a pasarle a ella o a otra menor de su entorno.

A partir de ahí, la orientación era clara: que nos llamasen, si querían, las dos o bien que le pasase a su amiga nuestro número de teléfono y que si tenía dudas al respecto, nos llamase y, con lo que nos contasen, veríamos qué se podía hacer.

Asimismo, también le dijimos a María que podían hablar con una persona adulta que fuese de su plena confianza  y que les pudiese ayudarles.

Afortunadamente, charlando un poquito y con ese ofrecimiento de volver a escucharle a ella o a su amiga, María se quedó un poco más tranquila y se fue convencida de hablar con su amiga.

De momento, no nos ha llamado ninguna de las dos,  pero sabemos  que este es un tema delicado e incluso para pedir ayuda, se va con mucho cuidado.

Dicen mis padres que lo hacen por nuestro bien.

Aquí la reflexión que nos ha enviado una amiga. No sé qué os parecerá, porque lo que plantea, puede pasarle a cualquiera. ¿O no?

Tengo a la familia revuelta. A veces me gustaría que mis padres no vieran tele, ni oyeran radio, ni leyeran periódicos, ni nada de nada. Que se desinformaran del todo cuando estemos en plenas vacaciones, luchando para salir de marcha y volver tarde a casa, o por lo menos a la hora que nos de la gana, que suele pareceros  “demasiado tarde”. 

La verdad es que tienen miedo, que si ha pasado ésto, que si te puede pasar, que si pasó, que si es por tu bien. Es un rollo escucharles y ver cómo buscan excusas para cortarte las alas. ¡¡¡Que nadie les manda sufrir de nuestra parte!!!. 

Pero claro, hay cosas que ocurren y que son muy duras. Y cuando ves esas noticias de jóvenes que volviendo a casa han sufrido agresión, violencia sexual, te da un vuelco el corazón y piensas que a cualquiera nos podría ocurrir. Te da rabia, mucha rabia que en este mundo andemos aún así, que no se respeten los más básicos derechos, que tengamos que ir en grupo y controlando. 

Ya sé que en el mundo hay mucha injusticia y gente que lo pasa fatal y muere, mientras que en este nuestro “primer mundo” tenemos de todo y nos quejamos cuando se nos rompe una uña, pero me revelo ante esa violencia que no entiendo. No entiendo por qué y encima, esos hechos, acaban dando la razón al temor de nuestras madres y padres.”

Mis propósitos para este nuevo curso

Hoy es 1 de octubre. Tantos días hablando del “final” del verano, de las vacaciones, que considero que este es un buen momento para reflexionar sobre el “inicio”.
Para quienes son estudiantes, este es el “comienzo del año….” Y como si del 1 de enero se tratara, se plantean nuevos propósitos y deseos.

Nuevos propósitos – Helburu berriak

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Me comentaba una chica que nos telefoneó al 116111, que todos los años hacía lo mismo. Al principio se la olvidaba lo que se había propuesto, así que luego lo apuntaba, pero tampoco era muy práctico, porque se la olvidaba mirar lo apuntado.

Ahora ya no le hace falta, se acuerda de sus propósitos porque básicamente son siempre los mismos:

  1. – Llevar los deberes al día, para no estudiar al final en vísperas de los exámenes.
  2. – Para no pasar agobiada lo fines de semana y noches haciéndolos.
  3. – Acostarse pronto para dormir bien y estar descansada, despierta y con buen cutis y poder madrugar y no llegar tarde y con la lengua fuera al instituto.
  4. – No bajar la guardia y continuar todo el año con la “operación bikini”, que luego se acumula y no hay quién recupere. Practicar deporte los fines de semana.
  5. – Hacer limpieza de cajones y retirar todo lo de cuando era pequeña, libros incluidos.
  6. – Enamorarse de una vez, y que no sea de un actor de cine, que sea de verdad.

Me doy cuenta que toda la lista está relacionada con los hábitos y rutinas, con la fuerza de voluntad y la obligación antes que la devoción.

En fin. Nos comentaba esta amiga que se proponía  de nuevo lo de empezar el curso con buen pie. Sin arrastrar y acumular tareas y esperaba  conseguirlo, porque habrá cosas que no sean muy importantes, pero decidir hacer algo y luego no cumplirlo le dejaba un sabor a derrota que no le gustaba.

¿La entendéis y sabéis de lo que habla? Os dejo este vídeo, que habla del “otro año nuevo”, pero los propósitos son los mismos.

http://www.youtube.com/watch?v=uEqBqbTLKjI&feature=player_embedded

Mi Desconocida Adicción…

Hace unos meses llamó a Zeuk Esan, al Teléfono de Atención a la Infancia y a la Adolescencia (116.111), Igor (nombre ficticio), de Gipuzkoa, de 17 años y lo primero que nos dijo fue: “Mi novia me ha dejado, tampoco tengo amigos en los que confiar y me paso el día discutiendo con mi madre, mi vida es una mierda…”.

¿Cómo un chico de esa edad suelta un mensaje tan negativo al poco de que le descolguemos el teléfono? Igor comenzó relatando su historia…

Nos contó que empezó con Naroa, su novia, hace dos años. Según dice, ella le ha dejado porque él había cambiado mucho y le acusaba de estar todo el día enfadado y porque sentía que Igor mentía y porque solo le veía en clase, los días que iba al insti… Igor admite que algo de razón llevaba Naroa….

Ante lo relatado nos preguntamos por qué mentía y dedicaba menos tiempo a su novia, por qué su carácter había cambiado y por qué no iba a clase…

El chaval confesó que sus amigos pasaban de él, que salen y no le avisan y que alguno, al parecer, tenía motivos para estar enfadado porque le había pedido bastante dinero y aún no había podido devolvérselo… Igor reconocía con tristeza que ahora sólo hay dos con los que hablaba algo por Whatsapp.

Una vez más tocaba preguntarnos por qué creía él que le da la espalda su cuadrilla de siempre y a ver qué era eso de deber “bastante dinero”… Necesitábamos, en definitiva, que este adolescente fuere respondiéndonos y, por tanto, respondiéndose a sí mismo.

Continuar leyendo “Mi Desconocida Adicción…”

¡Que miedo! Este año, 1º de Bachiler (Mireia, 16 años)

Este curso empiezo el primer año de bachiller.

Algo de canguelo tengo; para qué mentir. Sobre todo porque me da la sensación de que será un año más duro que los anteriores y además empieza a contar la nota para hacer media con la selectividad y así poder elegir una carrera u otra. Sería una p…si por tener un mal año, no pudiera estar bien situada en la pole para la carrera que yo quiero elegir.

Y es que me van más las ciencias y sobre todo la arquitectura y creo que pedirán muy buena media para poder entrar en alguna de esas facultades.

Lo he hablado con mi aita y el me ha tranquilizado, diciéndome que eso de que será más difícil es falso. Dice que sería más difícil si el curso de este año lo hubiera tenido que hacer el año pasado. Tiene su lógica.

Dice que cada curso te prepara para afrontar con garantías el curso siguiente y que si las asignaturas son más difíciles, mi capacidad para superarlas también es mayor ahora que el año pasado. De manera, dice él, que con el mismo esfuerzo que he venido haciendo hasta ahora, podré sacar el año bien. Me fío.

¿Qué conoces de Zeuk Esan?

¿Qué conoces de Zeuk Esan? Esa es la pregunta que os lanzamos, chicas y chicos… ¿Quién se atreve a explicarlo? Os podemos dar pistas: es un teléfono… ¿cuál es su número? Estamos en las redes sociales, ¿en cuáles? A veces nos llaman “El Cuentapenas”, ¿sabéis por qué? También hemos hecho algunos vídeos que os pueden ayudar a responder a estas preguntas…

En definitiva, si tuvieses que explicar a alguien que no conoce Zeuk Esan, ¿cómo lo harías?

Evento en Facebook

Evento en Tuenti

“Cuentapenas”

– ¡Hola! ¿Es el Cuentapenas?
– No, aquí no contamos ninguna pena, pero te escuchamos.

Hemos de reconocer quienes  atendemos el Teléfono 116.111, que no sabemos muy bien cómo ha surgido eso de que nos llamen “Cuentapenas“. Tampoco sabemos si son algunas cuadrillas concretas las que nos llaman así o es algo bastante extendido entre muchas de las chavalas y chavales que se ponen en contacto con nosotros/as. El caso es que se nos conoce así y, en cierta forma, nos hace gracia.

Entendemos que, al final, es una forma en la que las chicas/os identifiquen una de las características de Zeuk Esan, es decir, el relativo al ser un espacio en el que la gente llame para contar sus penas. Y, efectivamente, entre otras funciones, el número 116.111 sirve para que la gente pueda desahogarse.

Curiosamente, existe una historia Maya que habla de unas pequeñas muñecas mágicas, hechas de madera con ropa de algodón y cara de cartón (en la foto), las cuales suelen guardarse en una cajita de madera o un saco pequeño. Esta leyenda dice que, cuando estamos afligidos o apenadas, cogemos una muñeca a solas y les contamos las penas o preocupaciones que nos inquietan. Una vez haber hecho ésto, la colocamos debajo de nuestra almohada y, a la mañana siguiente, las penas que nos afectaban habrán desaparecido, gracias a su magia. Como ya habréis adivinado, a estas muñecas se las conoce como “Cuentapenas“.

Después de descubrir esta historia maya, no sabemos si el mote de “Cuentapenas” nos lo habrá puesto algún chico o chica de México, pero el caso es que, al fin y al cabo, parte de lo que las/os profesionales de Zeuk Esan hacemos se parece a lo que hacen estas muñecas, es decir, escuchar y, si se puede, conseguir que la persona que se encuentra al otro lado del teléfono se quede un poco más tranquila después de compartir sus preocupaciones.

Con todo, sirva este post para hacer un guiño a todas/os los que nos llaman “Cuentapenas”. Que sepan que nos parece bien que nos conozcan de este modo y que “El Cuentapenas”, está al otro lado del 116.111 siempre que lo necesiten

Campaña “Yo Conozco…”

Saludos desde Zeuk Esan:

Estamos aquí para presentaros los vídeos de la campaña “ Yo Conozco…” .

Esta campaña se realizó a través de Tuenti. En ella os pedíamos que nos contarais situaciones que les ocurrían a personas cercanas y que creíais que en Zeuk Esan podríamos ayudarlas.

De los comentarios que dejasteis en el evento, hemos elegido varias historias y con ellas hemos grabado los vídeos

Aquí os dejamos el primero y un enlace a nuestro canal de Youtube para ver todos

Queremos dar las gracias al grupo de amigos y amigas que pusieron sus voces y sus imágenes. Pasamos un buen rato entre las risas y la emoción de ser actores rodando y la seriedad con la que se metieron en sus papeles de personas que piden ayuda. Nuestras felicitaciones porque han sabido plasmar la emoción de las personas que  llaman a diario. ¡¡¡Gracias!!!

Y gracias también a todas y a todos por seguirnos en el evento. Estas aportaciones, hacen que los vídeos sean vuestros también, una pequeña parte de vosotros está ahí. ¡¡¡Gracias!!!

Seguiremos publicando los vídeos en las Redes sociales y en la web de Zeuk Esan.

¡¡¡Hasta pronto!!!