“Yo sé quién soy”

¿Sabes quién eres?, ¿qué es lo que te define?, ¿cómo te describirías?, ¿en qué forma lo harías?, ¿qué canal utilizarías?

No es fácil dar respuesta a esas preguntas, quizá y sobre todo, a la primera de ellas. Nos cuesta a todas y a todos pero creemos que aún puede resultar más complicado a las y los adolescentes por una mera cuestión de carácter evolutivo: es en esa etapa, en la adolescencia, cuando se supone que se está definiendo la identidad de cada uno, de cada una.

No se quiere ser, pues, “otro del montón” porque, muchas veces, simplemente, “no me va tu rollo”. De lo que se trata, tanto en esa época como en cualquier otra pero, sobre todo en ésa, es “disfrutar del tiempo” y “no hacerse el tonto, porque sabes tanto como yo”. Porque, en definitiva, “nada es lo mismo” y, por tanto y volviendo al principio, preguntarse quién eres, de dónde vienes, cuántos años tienes (“16 years old”), saber qué es lo que buscas, aunque cierres los ojos, aunque te cierren todas las puertas.

Y todo ello, aunque cueste, sacando “mi estrés”, siguiendo paso a paso, hablando “de lo que viene y no de lo que se fue”, llorando, si hace falta, y sin que importe, “esperando mi momento para salir y mostrar lo que siento”… porque sólo hay una vida, una oportunidad y hay que seguir intentándolo…

“I know who I am”. Yo sé quién soy.

Andomagu Fullmoon lo intenta. Trata de responder a esas cuestiones de más arriba. Lo hace escribiendo letras e interpretándolas a ritmo de rap. Adomagu Fullmoon es un adolescente que intenta contestar a todo ello analizando, haciendo hincapié en un montón de aspectos, todos ellos reseñados en los párrafos anteriores (los fragmentos entrecomillados son literales) Y concluye que sabe quién es, aunque, por lo que deja entrever, no se cierra a que esa propia autopercepción pueda cambiar con el paso del tiempo.

Andomagu Fullmoon es un adolescente del que hoy nos valemos (de su canción, “I know who I am”) para ahondar en la visión de un chico de 16 años sobre sí mismo y su entorno. Un imponente ejercicio artístico que queremos compartir con vosotras y vosotros porque creemos que, escuchando este tema, como mínimo, le daremos un poco al cerebelo.